Skip to main content
Logotipo de la Comisión Europea
Representació de la Comissió Europea a Barcelona
Hacia la igualdad de género

La Comisión Europea promueve políticas para garantizar la igualdad de género en toda la UE.

En Europa, una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual. Además, ganan un 16 % menos que los hombres y solo un 8% llega a la dirección ejecutiva de las mayores empresas. Estos datos hacen que conseguir la igualdad sea una prioridad. Para hacer frente al problema, se presentó el pasado 5 de marzo la Estrategia Europea para la Igualdad de Género 2020-2025

Combatir la violencia y el acoso

Para garantizar la seguridad de las mujeres debe haber una ley detrás que señale y castigue, una ley más amplia donde entre cualquier ataque o discriminación. Además, actualmente, la dimensión digital no puede quedar a la sombra. Una ley específica para las actividades ilegales en línea velará por la ciberseguridad.

Reducir la brecha salarial

La igualdad de género es imprescindible para que la economía europea sea competitiva. Por ello, la Comisión quiere consultar abiertamente por la transparencia salarial. Por otra parte, en algunos casos, ser madre supone un problema laboral para muchas mujeres. Lo cual no debería ser así. De este modo, la Comisión hará un mayor esfuerzo para mejorar esta situación.

Solo podremos aprovechar todo nuestro potencial si utilizamos todos nuestros talentos y nuestra diversidad.

Solo podremos aprovechar todo nuestro potencial si utilizamos todos nuestros talentos y nuestra diversidad.

Ursula von der Leyen

Acceso a los altos cargos

La paridad en los altos cargos supone un gran cambio. La Comisión promoverá la participación de las mujeres en la política, sobre todo, mediante financiación e intercambio de mejores prácticas.

Para predicar con el ejemplo, la Comisión se esforzará por alcanzar un equilibrio de género del 50 % en todos los niveles de su gestión a finales de 2024. Además, el Grupo de Trabajo sobre la Igualdad, dirigido por Helena Dalli, incluirá la perspectiva de género en todas las políticas e iniciativas importantes de la Unión Europea.

Aún persisten las brechas de género en el empleo, los salarios, la asistencia y las pensiones. Tanto que ningún estado miembro ha alcanzado la igualdad entre hombres y mujeres. El camino es lento, pero hacia adelante. Esta estrategia es un paso más.