Ir al contenido principal
Logotipo de la Comisión Europea
español
Representació de la Comissió Europea a Barcelona

Alcachofas de Benicarló con rösti de alcachofas y costillas de cabrito

Carxofes de Benicarló amb rösti de carxofes i salsa de cabrit

 

Componentes del plato

  • Salsa de cabrito
  • Alcachofas a la brasa
  • Rösti de alcachofas y patatas
  • Cuajada de leche de cabra

Ingredientes

  • 500 g de alcachofas de Benicarló
  • 500 g de patatas amarillas
  • 2 kg de huesos de cabrito
  • 250 g de mantequilla
  • 200 g de tomate
  • 100 g de verde de puerro
  • 2 cebollas
  • 500 g de vino blanco
  • 4 l de agua
  • 20 g de perejil
  • ½ cabeza de ajo
  • 10 granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

Salsa de cabrito

Cortamos los huesos de cabrito en trocitos pequeños y los doramos en una sartén con aceite.

En la misma sartén doramos bien las cebollas y los ajos y después añadimos los tomates y los granos de pimienta y lo cocemos.

A continuación, echamos el vino y dejamos que se evapore el alcohol.

Añadimos 4 l de agua, 10 g de perejil y el verde de puerro y cocemos a fuego suave durante 3 horas.

Lo colamos, lo dejamos enfriar y retiramos la grasa del caldo.

Lo hervimos hasta que reduzca y obtengamos una salsa oscura y atada.

Alcachofas a la brasa

Pelamos las alcachofas, reservamos los tallos para el rösti y las ponemos en una olla con agua y los tallos del perejil partidos.

Cocemos las alcachofas en una cazuela cubiertas de aceite de oliva; cuando empiecen a salir burbujas bajamos a fuego muy suave y las dejamos cocer lentamente hasta que estén tiernas.

Después las ponemos a la brasa de carbón para darles un toque ahumado.

Rösti de alcachofas y patatas

Recuperamos los tallos de las alcachofas y los rallamos con un rallador de queso grueso. Hacemos lo mismo con las patatas.

Lo ponemos todo en una cazuela con aceite y lo cocemos a fuego vivo durante 5 minutos.

Cuando la patata esté cocida pero todavía al dente, lo sacamos del fuego, lo colamos para retirar todo el aceite y lo reservamos en la nevera, en un molde.

Cuando esté frío, tendremos un bloque compacto de alcachofas y patatas. Lo cortamos a la medida que nos interese y doramos el exterior en una sartén con mantequilla.

Para montar el plato

Disponemos las alcachofas y los trozos de rösti en el plato y lo decoramos con puntos de salsa de cabrito y de cuajada de leche de cabra.